Haz Justicia

~Por: Krista Steuber~

~Traducción Por: Shirley Rosario~


¡No! Oh pueblo, el Señor te ha dicho lo que es bueno, y lo que él exige de ti: que hagas lo que es correcto, que ames la compasión y que camines humildemente con tu Dios. Miqueas 6:8 (NTV)


He estado tratando de reunir mis pensamientos sobre qué decir sobre el mal deprimente del racismo y el patrón despreciable de la injusticia y el asesinato en este país que ha estado sucediendo durante tanto tiempo y sigue repitiéndose. He estado orando para que Dios me dé sabiduría sobre qué hacer, qué decir y cómo moverme. Quiero ser una voz que hable en contra de esta injusticia. Mi corazón esta dolido; estoy afligida por este ciclo de maltrato y asesinato. Oro para que la muerte del Sr. George Floyd sea un punto de inflexión para un cambio radical y sin precedentes en los corazones del pueblo estadounidense y la forma en que opera nuestro país. El nombre del Sr. Floyd está en una lista que es demasiado larga, sin sentido; una lista de hombres y mujeres negros que han perdido innecesariamente sus vidas a manos de otro ser humano, todo por el color de su piel.


Cada ser humano es creado a imagen de Dios. Todos somos iguales a los ojos de Dios; todos somos hijos de Dios. El ha puesto a los seres humanos aparte de todas las demás criaturas en esta tierra. Todo ser humano merece ser tratado con rectitud y justicia porque todos somos hijos e hijas de Dios.


Así que Dios creó a los seres humanos a su propia imagen. A imagen de Dios los creó; hombre y mujer los creó. Génesis 1:27 (NTV)


Te conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre; antes de que nacieras, te aparté y te nombré mi profeta a las naciones. Jeremías 1:5 (NTV)


Si tienes sentimientos en tu corazón de que eres mejor que otro ser humano debido al color de tu piel o el color de piel de ellos, si tienes desdén hacia los demás por el color de la piel, si sientes que algunos no merecen las mismas oportunidades y buen trato que le gusta, mi pregunta es simplemente, ¿por qué? Porque te sientes asi? ¿De dónde vienen esos sentimientos? Y luego, para profundizar aún más, ¿por qué sigues aferrándote a esos sentimientos?


Este es un asunto del corazón. Requiere examinar tu corazón. El racismo proviene de una raíz mala en lo profundo del corazón que necesita ser desenterrada. El cambio de corazón es lo que debe tener lugar en la vida de muchos. Dios está dispuesto y puede limpiar nuestros corazones y eliminar lo que no pertenece. Pero, tenemos que humillarnos y querer el cambio. Tenemos que buscarlo y orar. Tenemos que arrepentirnos de nuestros errores. El verdadero arrepentimiento es más que solo sentir remordimiento por el pecado. Es cambiar de una manera de vida a otra; yendo a otra dirección. A través de nuestro arrepentimiento, Dios nos transformará.


Ten misericordia de mí, oh Dios, debido a tu amor inagotable; a causa de tu gran compasión, borra la mancha de mis pecados. Lávame de la culpa hasta que quede limpio y purifícame de mis pecados. Salmos 51:1-2 (NTV)


Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel dentro de mí. Salmos 51:10 (NTV)


La belleza de nuestra raza humana es nuestra diversidad: nuestros diferentes tonos de piel, culturas, orígenes, idiomas, familias y formas de vida. Nuestro Dios es un Dios creador; ¡Pinta con todos los tonos de color y su paleta es ilimitada! Me encanta que el vecindario en el que vivo, la iglesia a la que voy y el lugar donde trabajo sean muy diversos. Quiero conocer personas que sean diferentes a mí, que no se parezcan a mí, que no hablen como yo y que no provengan del mismo origen que yo. Me encanta conocerlos a ellos y a sus familias, escuchar sus historias y aprender sobre sus experiencias y perspectivas.


Con eso también viene entender su dolor. Quiero aprender sobre lo que otros han pasado y las luchas que han enfrentado debido al color de su piel. Quiero educarme y entender las cosas que no he experimentado porque soy una mujer blanca y he tenido los privilegios que esto conlleva. Quiero aprender sobre las historias de familias y cosas como el racismo sistémico, que no entendí completamente hasta hace poco. Quiero ser el pez que salta de la pecera para comprender la perspectiva de alguien cuyas experiencias de vida han sido muy diferentes a las mías. Quiero poder compartir el dolor y soportar la carga. Quiero hacer que los problemas de otras personas sean mis problemas. Quiero buscar justicia para los demás de cualquier manera que pueda. Eso es lo que significa amar a tu prójimo como a ti mismo.


Pues toda la ley puede resumirse en un solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo» Gálatas 5:14 (NTV)


Así que ahora les doy un nuevo mandamiento: ámense unos a otros. Tal como yo los he amado, ustedes deben amarse unos a otros. El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos». Juan 13:34-35 (NTV)


Nosotros, como seguidores de Cristo, tenemos la responsabilidad de ser una luz en medio de la oscuridad y de hablar y actuar contra la injusticia. Al seguir a Jesucristo, estamos llamados a ir más alla en amor y tratar a los demás con el mismo amor, justicia y rectitud que Él nos ha mostrado. Debemos hacer lo que podamos para trabajar por el trato justo de nuestros hermanos y hermanas negros. Es nuestro deber utilizar cualquier tipo de privilegio, plataforma u oportunidad que tengamos para trabajar por la justicia. Debemos ser una voz y un abogado.


Habla a favor de los que no pueden hablar por sí mismos; garantiza justicia para todos los abatidos. Proverbios 31:8 (NTV)


Si te sientes indigna de hablar, o insegura, o sientes decir quién eres tu para decir algo, ten en cuenta que esos sentimientos son trampas del enemigo. Satanás quiere mantenernos callados. Él sabe que si puede hacernos sentir indignas de hablar, la injusticia permanecerá en nuestro silencio. Todas somos dignas de hablar por nuestros semejantes, de defender a otros y de hablar contra la injusticia. Nuestras palabras y acciones son poderosas y son la puerta de entrada para corregir errores e incitar a un cambio.


Esto dice el Señor: ‘Sean imparciales y justos. ¡Hagan lo que es correcto! Ayuden a quienes han sufrido robos; rescátenlos de sus opresores. ¡Abandonen sus malas acciones! No maltraten a los extranjeros, ni a los huérfanos ni a las viudas. ¡Dejen de matar al inocente! Jeremías 22:3 (NTV)



"A life driven by obedience to Jesus is a complete life."

Divinely Driven Ministry, Inc.

Tampa, FL

© 2019-2020 Divinely Driven Ministry, Inc. All Rights Reserved.