¿Cómo Te Habla Dios?

Por: Shirley Rosario


¿Cómo te habla Dios? Cuando Dios quiere hablar con sus hijos, encontrará su forma única de hablar con nosotros. En el ajetreo de nuestras vidas, apresurándonos a completar nuestra lista de tareas diarias, preparándonos para el día siguiente, podemos descuidarnos de poner a Dios primero en nuestras vidas y vivir para él. Pero Dios siempre encuentra formas de susurrar en nuestros oídos y hacernos dar cuenta de que Él siempre está con nosotros y está ahí para nosotros.


Hace mucho tiempo, Dios habló muchas veces y de diversas maneras a nuestros antepasados por medio de los profetas. Y ahora, en estos últimos días, nos ha hablado por medio de su Hijo. Dios le prometió todo al Hijo como herencia y, mediante el Hijo, creó el universo. Hebreos 1:1-2 (NTV)


Desde la creación, muchas personas pudieron escuchar la voz de Dios directamente. Este fue el caso de Adán, Eva, Moisés y otros. Sin embargo, Dios también habló su palabra y trajo revelación a través de los profetas. Hebreos 1:1-2 nos dice que Dios nos habla a través de su hijo Jesús. Él es la conexión directa con el Padre. Cuando empezamos a conoce a Jesús, tenemos todo lo que necesitamos para ser salvos. Pero al leer la Biblia, es cuando comenzamos a aprender sobre el corazón de Dios y su propósito en nuestras vidas. Es aquí donde nuestras vidas cambian y tenemos una relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.


Cuando comencé a seguir a Jesús, fue un desafío para mí el tener ese momento tranquilo para leer y medita en la Palabra de Dios. Me llevó años aprender estas disciplinas. Usualmente yo leia la Palabra para marcar uno de los elementos en mi lista de tareas como cristiana. A pesar de esto, aprendí que la disciplina y la obediencia a la Palabra de Dios te cambia. Poco a poco, me acerqué a mi Padre Celestial, y estoy encontrando su voluntad en mi vida.


Creo que también es importante crear la disciplina de escuchar lo que Él está hablando. Tal vez te estés preguntando, ¿por qué no escucho la voz de Dios? o, ¿por qué Dios no me habla más? Aunque no conozco tu vida, sé que Dios siempre está ahi para escucharte. Él siempre está ahí para recibir tu amor. Como buen Padre, quiere que seamos obediente a su palabra y que confiemos en él. Recuerde, no todos los que escuchan el El mensaje de salvación creen y son obedientes a la Palabra. En la carta a los romanos, Pablo escribió:


Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo. Romanos 10:17 (NVI)


Nuestra fe es muy importante en nuestra caminata diaria con Jesús. Como dijo Pablo, la fe viene por oir y oir la Palabra de Dios. Si no estás tomando el tiempo para estudiar y meditar en la Palabra de Dios, es casi imposible conocerlo y crecer en fe. Según el diccionario Webster, la fe se define como "creencia y confianza y lealtad a Dios." Por otro lado, Hebreos 11:1 define la fe como "confianza en lo que esperamos y seguridad sobre lo que no vemos." Ambas definiciones se basan en creer y confiar en Dios y su Palabra. Creo que la mejor manera de aprender del Padre es a través de Su Palabra y pasando tiempo de calidad meditando sobre lo que Dios quiere enseñarnos.


Como mencioné antes, fue un desafío para mí escuchar la voz de Dios. Cada vez que comenzaba a leer mi Biblia, me sentía cansada y quería hacer algo más. Sentía como si Dios me estaba hablando, y no me gustaba lo que decia a través de Su Palabra. Entonces muchas veces cerraba el libro y lo olvidaba de el. Sin embargo, Dios fue y es tan bueno que me seguía trayendo el mismo mensaje. Una y otra vez, Dios me trajo un mensaje en Juan 8: 31-47 donde Jesús tuvo una disputa sobre quiénes eran los verdaderos hijos de Dios. Quería sentirme que pertenecía a mi Padre Celestial. Entonces me di cuenta de que tenía que hacer un cambio en mi vida espiritual. El versículo que me habló fue Juan 8:47:


Los que pertenecen a Dios escuchan con gusto las palabras de Dios, pero ustedes no las escuchan porque no pertenecen a Dios. Juan 8:47 (NTV)


Es fácil distraerse y olvidarse del lugar de Dios en nuestras vidas. Dios es nuestro Padre celestial; Él quiere que permanezcamos y tengamos una relación con él. El esta siempre cerca de nosotros, pero debemos prestar atención a Su susurro en nuestras vidas. Te anímo hoy a que descubras la forma en que Dios te habla y que puedas escuchar su voz.


¡Amigas! Jesús es el buen pastor que sacrificó su vida por sus ovejas. Él las protegé y nunca las abandona porque le pertenecen. En nuestras vidas, vamos a tener muchas distracciones, tentaciones, problemas y penas, pero recuerda escuchar Su dulce voz llamándote y guiándote por todo el camino. Jesús dijo, "Mi propósito es darles una vida rica y satisfactoria" (Juan 10:10b). Esta es la vida eterna Jesús está ofreciendo; ¡por favor no dejes que el enemigo te aleje de Dios! Él esta hablando y llamando tu nombre. ¿Estás aceptando la invitación a vivir una vida para Cristo?


Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Juan 10:27-28 (NVI)


Padre celestial, oro por mi amiga que está leyendo este mensaje hoy. Si hoy vienen a su mente preguntas, oro para que el Espíritu Santo le pueda revelar la verdad. Oro para que empiezes a caminar y tengas una relación con Dios. Oro para que puedas escuchar el susurro de la voz de Dios a través de Palabra. Espíritu Santo, oro que mi amiga reciba una comprensión de tu Palabra. Jesús, tú eres el camino, la verdad y la vida. Ayúdanos a estar más cerca de ti escuchando las instrucciones del Padre y su voluntad para nuestras vidas. Te pido todas estas cosas en tu precioso santo nombre, el nombre de Jesús. ¡Amén!



"A life driven by obedience to Jesus is a complete life."

Divinely Driven Ministry, Inc.

Tampa, FL

© 2019-2020 Divinely Driven Ministry, Inc. All Rights Reserved.